NUESTROS ORÍGENES

Fue en el año 1986 que el joven chef Fernando Bravo decidió embarcarse en una travesía de éxito, aunque él por aquel entonces no lo sabía. Montó su primer restaurante, Nou Arcos, en el centro de Alicante capital.

En poco tiempo se convirtió en una tapería de alto reconocimiento, que incluso personalidades locales y del país entero pasaron por sus mesas y barra. Producto de primera calidad y el máximo amor y dedicación en cada una de sus creaciones fueron el secreto del local de moda durante décadas.

Con el paso de los años, y ya un equipo consolidados, decidimos que nuestros platos, tan mediterráneos, pedían la cercanía del mar, que los vio nacer. Es precisamente esto lo que provocó la apertura del nuevo local en plena playa de los Arenales: Nou Arcos Playa.

Arroces, pescados, mariscos y carnes encontraron el perfecto lugar, a orillas del mar que nos ha visto nacer. Cuna de tantas civilizaciones. Y es que Alicante tiene la receta de sus ancestros; íberos, fenicios, romanos,… tanta es la base gastronómica del lugar, y tanto intercambio de mercancias han visto nuestras costas, como los salazones, el galum, las carnes,… que sin duda la playa es el lugar en el que debemos crear nuestra gastronomía.